¿Has tenido uno de esos días en los que parece que el mundo entero conspira contra ti? Te tocan todos los semáforos rojos en camino al trabajo, el internet no funciona y tienes que mandar información importante, y cuando llamas para hacer reservaciones para la cena tu restaurante favorito está lleno por todo el próximo mes. Yo pienso en estos días como el libro para niños sobre el terrible, horrible, no bueno, muy mal día. Los días como estos pueden hacer a la persona más dulce tener pensamientos violentos, nacidos de la frustración y de la sensación de pensar ¿Por qué a mi?. Para esos días en los que deseas golpear algo para liberar tu agresión, antes de que lo hagas sobre alguien más, acércate a la práctica de Yoga, sus enseñanzas pueden ayudarte a lidiar con esta poderosa energía.

No te tomes las cosas tan personal.

Esos días en los que parece que la vida está trabajando en contra mía, reconecto con uno de mis “mantras” personales – no es personal. Si alguien cruza mi camino mientras manejo – no se trata de mi. El equipo de atención a clientes de mi línea telefónica no puede solucionar mi problema – no se trata de mi. Alguien corriendo y tirando mi bebida – no se trata de mi. Dependiendo de tu preferencia, Dios o el Universo no te está enviando irritaciones para castigarte por algo. Mientras somos el centro de nuestro propio Universo, no somos el centro del Universo de los demás.

Algunas veces cosas que nos molestan ocurren, y si podemos tomar un paso hacia atrás y salirnos de nuestra visión de la vida, tal vez podamos ver que no están sucediendo porque alguien extraño decide que quiere hacernos enojar.

Reconoce que la otra persona eres tú.

 De la misma manera, así como puede ayudarte a recordar que somos el centro de nuestro propio Universo, hay que mantener en mente que todos son el centro de su propio Universo. Tal vez alguien toma el espacio del estacionamiento que estabas esperando en la farmacia. Tal vez estén recogiendo lo que alguien urgentemente necesita, y tal vez ni siquiera te vio. Si alguien hace algo para frustrarte o hacerte enojar, ponte un momento en sus zapatos. Muchos hacemos cosas sin pensar – no porque no nos preocupen los demás, si no porque estamos tan envueltos en nuestros propios pensamientos y sentimientos que temporalmente olvidamos considerar otras cosas.

El mantra Humee Hum es ideal para reconocer que la otra persona eres tú. Escúchalo y medita con la versión de Mirabai Ceiba en su álbum “Sacred Love Meditations”.

 Auto-Analízate

Es normal sentirse frustrado ocasionalmente. Pero si tener sentimientos de enojo se vuelve algo regular, tal vez debes considerar que hay algo más profundo sucediendo. ¿Tienes mucho estrés en tu vida? ¿Algo sucedió en algún punto que constantemente te tiene en alerta, lista para atacar cualquier cosa que parezca una amenaza? Puedes considerar practicar kriyas para fortalecer el punto del ombligo, la kriya para liberar el enojo interno o una meditación para balancear tu mente negativa para que puedas identificar amenazas reales.