Cuando empecé a tomar clases de Kundalini Yoga, estaba confusa sobre el mantra “Sat Nam”, el  mantra más popular en nuestra comunidad. Nos dieron la instrucción de vibrar “Sat” en cada inhalación y “Nam” en cada exhalación.

De inmediato, me cuestionaba sobre esto. No sabía lo que mi maestro quería decir con vibrar. Así que pensaba el sonido. Nos dijeron que “Sat” significa verdad y “Nam” significa nombre, así que traduciendo la frase significaría “La verdad es mi nombre”. ¿Perdón? Me pregunto si todos mantienen los ojos abiertos como yo lo hice cuando escuché por primera vez esta técnica y el mantra.

No hace sentido literal, pero esa es parte de su belleza. A lo largo de los años, me he relajado y mantenido los ojos cerrados mientras llevo el mantra hacia mi conciencia, silenciosamente pensando “Sat” cuando inhalo y “Nam” cuando exhalo. A través del tiempo se ha vuelto algo automático cuando mi mente se distraía durante mi práctica de Yoga.

A través de los años, mi interpretación de “Sat Nam” ha cambiado y evolucionado, y estoy segura de que continuará sucediendo. Una de las cosas que aprecio más es lo abierto que es – lo suficientemente grande y ancho para encontrar mi propio camino.

Mi camino no es ha sido un entendimiento literal. Es una amorfa sensación de la verdad, que a veces se siente como una chispa divina dentro de mi, o una fuerza creativa en el Universo, o mi voz interna. Uno de mis maestros dijo “Tú eres Sat Nam” en una clase y pude experimentarlo como una verdad que no puedo articular.

Yo logré entender  bien el mantra antes de que entendiera lo que significa vibrar. Ahora veo vibrar como una manera de dejar que el sonido esté en mi conciencia sin el esfuerzo de pensar, alejándome de la mente pensante. Es algo muy sutil.

Claro, la manera en el que el mantra encontó su camino en mi dando momentos de expresión serán muy diferentes a alguien más que se relaciona con estas dos pequeñas (y al mismo tiempo tan grandes) palabras. Pude que quieras experimentarlo, especialmente si encuentras difícil mantener tu mente en silencio. Este mantra se volverá una herramienta invaluable. Aquí hay tres maneras para comenazar a trabajar con “Sat Nam”.

1. Repetición Silenciosa. Mientras inhalas, silenciosamente vibra “Sat.” Mientras exhalas, vibra “Nam.” Puedes hacer esto como una meditación, sentándote en postura fácil con los ojos cerrados, o puedes hacerlo mientras practicas tu secuencia de Yoga.

2. Cantar Sat Nam largo. Puedes cantar también. A mi me gusta hacerlo con una canción, como la que viene aquí abajo de Joe Panzetta. Una hermosa manera de cantar y de lograr que el mantra esté en tu cuerpo es comenzar en postura fácil con las manos en mudra de oración y abriendo los brazos como si le fueras a dar a alguien un abrazo mientras cantas un “Sat” largo y después traes las manos a mudra de oración con un “Nam” corto.

3. Úsalo como saludo. Si vas a un estudio de Kundalini Yoga tradicional, puedes ser recibido con “Sat Nam”. Es utilizado de la misma manera en que se hace con “Namaste” en otras tradiciones de Yoga, que signidica “Reconozco la luz en mi. Reconozco la luz en ti.”