Algunas de mis frases favoritas de Yogi Bhajan involucran sus creativas similitudes y metáforas sobre la meditación. Él enseñaba que  la meditación es como tomar un baño, sacar la basura o cualquier otra imagen que tengas de limpieza. Sostenemos posturas, cantamos  mantras, y toda la basura sale flotando a la superficie lista para ser removida.

Por las razones que sean, siempre encuentro este aspecto de sus enseñanzas muy atractivo, tal vez por qué se que hay muchas cosas en mi subconsciente que necesitan limpieza. El conocimiento intelectual de que Yoga y Meditación hace este trabajo es muy difícil sin tener luna verdadera experiencia de ello. Cuando la experiencia trae cara a cara tu basura mental puede resultar un poco incómodo.

En mi caso, regresé del Sat Nam Fest más reciente en un espacio difícil de mi cabeza. Festivales previos me habían hecho sentir con mucha energía y emoción, y esta vez lo único que quería era dormir. Mi felicidad inicial de reunirme con mi esposo y mis tres gatos se fue con el fuerte malestar que sentía con el que apenas podía trabajar. Sabía que las cosas estaban poniéndose extremas cuando mi esposo  me dijo que estaba preocupado.  ¿Así que, qué puedes hacer cuando tu práctica de Yoga tiene estos efectos?

La primera cosa que hay que mantener en mente es que tu práctica no es la causa de tu  tristeza. Las kriyas y meditaciones de Kundalini Yoga (o cualquier otro estilo) son herramientas de transformación. Cuando nos volvemos conscientes de cosas que están en nuestra mente subconsciente y nos detienen y limitan, podemos tomar pasos que removerán los bloques y podremos ir hacia adelante. Los pasos requeridos para hacer esto difieren de persona a persona, de asunto a asunto. Puede que necesites continuar la kriya de tu elección por determinado tiempo, o puede que necesites confrontar una persona con quien tienes un asunto pendiente. O tal vez la simple conciencia en el asunto sea suficiente para la sanación.  Acércate a tu maestro de Yoga o a un amigo de confianza para recibir consejos.

Cuida tu cuerpo físico. Cuando te sientes con la energía baja, haz todo lo que puedas para apoyar tu cuerpo físico y ayudarle a procesar las emociones que estás sintiendo. La conexión mente – cuerpo es muy poderosa, y puedes usarla para tu beneficio. En lugar de alimentarte con comida chatarra, elige opciones saludables,  ricas en nutrientes. Considera tomar algunos suplementos que puedan ayudarte. Duerme suficiente durante la noche, descansa. Procura realizar una meditación o pranayama antes de dormir para clarificar tus emociones antes de dormir. Si tienes insomnio te recomendamos recitar Kirtan Sohila o Kirtan Kriya.

Cuídate emocionalmente. Cuando sentimientos difíciles se manifiestan, a veces no sabemos cómo reaccionar. Algunas personas reprimen sus emociones negativas, sintiendo que expresarlas será incómodo para las personas que las rodean. ALgunas personas explotan con enojo o desesperación, o siguen con una expresión poco saludable de lo que están sintiendo.

Hay un equilibrio entre suprimir lo que sientes y caer en la negatividad. Una vez más, si estás teniendo problemas, acércate a alguien que confíes para mirar de manera más objetiva lo que está sucediendo en tu vida. Pregunta a tu maestro de Yoga por una buena meditación o kriya que te ayudará a trabajar tus emociones de una manera sana.

A veces estas desafiantes emociones  son una parte que puedes esperar de tu práctica de Yoga, y a veces parecen llegar de la nada. Si no estabas esperando que esos sentimientos llegaran, tal vez quieras considerar agregar a tu práctica Kirtan Kriya o alguna otra que sirva de apoyo a tu subconsciente. También puedes escuchar mantras suaves que elvarán tu espíritu. A mi particularmente me gusta escuchar “The Sweetest Nectar” de Simrit o el álbum “I am Thine” de Jai-Jagdeesh cuando me siento así.

Esto es un poco de lo que yo hago para salir de momentos como estos. ¿Tú qué haces para pasar estos momentos difíciles?