Meditación para la Divina Madre – Adi Shakti

Esta meditación fue enseñada por Yogi Bhajan el 4 de Noviembre de 1973.

Las cuatro partes de esta meditación deben practicarse por la misma cantidad de tiempo. Puede ser 11, 31 ó 62 minutos. Esta meditación te traerá concentración y radiancia. Te sintonizará con la frecuencia de la Madre Divina – la energía primal, protectora y generadora. Elimina los miedos y te dará una sensación de plenitud. Te dará el poder de la acción eliminando bloqueos ocasionados por la inseguridad.

Primera parte:

Siéntate en postura fácil con una ligera cerradura de cuello (la barbilla ligeramente presionada hacia la columna). Cierra los ojos. Las manos están en gyan mudra (dedo índice y pulgar unidos). Medita en la energía que proviene del vientre en espiral sin principio ni final. Observa este espiral infinito mientras te imaginas el vientre primal.

Parte Dos:

Lleva las manos a los lados de tu cara, las manos están formando una copa a unos centímetros de tu cara creando un círculo alrededor de tu rostro, pero sin tocarlo. Proyecta un rayo de luz a través de las manos hacia la “luz infinita”. Tus ojos están cerrados, pero imagina que puedes mirar las manos y el rayo de luz con el “ojo de tu mente”. Respira largo y profundo. Medita.

Parte Tres:

En la misma postura, comienza a cantar Sa Ta Na Ma. Ve más profundo en tu meditación. Continúa visualizando el rayo de luz con el ojo de tu mente a través del círculo que forman tus manos. Obsérvalo como un rayo enorme, como una antorcha. No muevas las manos.

Parte 4:

En la misma postura y con el mismo enfoque y concentración en el rayo de luz comienza a cantar el  Kundalini Bhakti Mantra:

Adi Shakti Adi Shakti Adi Shakti Namo Namo
Sarab Shakti Sarab Shakti Sarab Shakti Namo Namo
Kundalini Mata Shakti Mata Shakti Namo Namo

Aquí dos de nuestras versiones favoritas de Adi Shakti:

Escucha la versión de Sa Ta Na Ma de Mirabai Ceiba: