A nadie le gusta sentirse atrapado en un rincón, pero a veces las situaciones de nuestra vida diaria causan que nos sintamos impotentes. Los niños que molestan en la escuela, los jefes, los agresores reales e imaginarios que nos rodean y que causan que creamos que solo somos capaces de hacer las cosas de cierta manera. No se siente bien la sensación de estar atrapado o empujado hacia una manera de vivir o de actuar. Y no es necesario.

El sexto pauri disipa los límites. Recítalo 11 veces al día durante 40 días cuando te sientas atrapado o amenazado. 

Para mí, gran parte de la alegría de este pauri reside en la línea “Mat vich ratan javaahar maanik je ik gur ki sikh suni”, que puede ser traducida en que eres un montón de rubíes, gemas, joyas y regalos del Divino, a los cuales puedes acceder escuchando. Encuentra la quietud en la meditación. Observa tu respiración y síguela como un camino hacia tu corazón. Dentro del silencio de tu propia mente, experimentarás tu vastedad. ¿Qué limitante puede tocarte? Tú eres un ser ilimitado y profundo. Estás más allá del tacto. Eres amado hasta el centro de tu ser por el mismo amor. Los bloqueos se disuelven. Los límites se evaporan y caminos surgen en medio del fango.

La próxima vez que medites, busca las joyas. Nunca sabes qué rubíes han sido sembrados en ti, esperando a la oportunidad correcta, para bendecir tu presente.

6to Pauri de Japji

Tirath naavaa je tis bhaavaa vin bhaane ke naae kari.

Jeti sirath upaai vekhaa vin karmaa ke milai lai.

Mat vich ratan javaahar mmaanik je ik gur ki sikh suni.

Guraa ik deh bujhaai.

Sabhnaa jiaa kaa ik daataa so mai visar na jaai.