Esta época del año me desafía. Con el Solsticio de Invierno, la oscuridad aparece más temprano. En el Norte Estados Unidos, donde vivo, un intenso frío acompaña a la oscuridad. A pesar de que crecí en Wisconsin, sufro con el frío. Con estos días cortos y oscuros y largas noches frías me dan ganas de hibernar. Afortunadamente, puedo acudir a mi práctica de Kundalini Yoga como apoyo para esta temporada de obscuridad.

Hay una gran variedad de kriyas de Kundalini Yoga que pueden contrarrestar los efectos de la oscuridad del invierno. Una de las maneras más fáciles para traer algo de calor y luz a tu cuerpo y mente, es la respiración por la fosa nasal derecha. Siéntate con la columna recta, bloquea la fosa nasal izquierda con el dedo pulgar izquierdo y mantén los otros dedos apuntando hacia arriba. Respira largo y profundo a través de la fosa nasal derecha. Se dice que la respiración por la fosa nasal derecha, aumenta tu nivel de energía y provoca la “energía solar” que hace que el cuerpo entre en calor. (Para una explicación más completa y algunas ideas sobre otras formas de utilizar la respiración por fosas nasales alternativas, ve el libro Praana Praanee Praanayam).

Si quieres ir un poco más profundo, trata de practicar Surya Kriya, lo puedes encontrar en el manual Lineamientos para la Sadhana. En unos 30 minutos, este kriya sacudirá los efectos de la oscuridad ya que genera mucha energía solar. “Surya” literalmente significa sol — con hasta 5 minutos de respiración por la fosa nasal derecha y 6 minutos de Sat Kriya. Cada vez que practico este kriya, siento a veces que no hago mucho esfuerzo, pero encuentro que estallo en sudor. Asegúrate de cubrirte durante la relajación final, para mantener este calor dentro de tu cuerpo.

La oscuridad del Solsticio de Invierno puede tener también un impacto en nuestros estados de ánimo. Yogui Bhajan nos dio muchos grandiosos kriyas y meditaciones para mejorar nuestro humor y estado de ánimo. ¡De hecho, casi cualquier kriya lo hará! Pero uno al que acudo cuando necesito volver a la luz del sol y el calor, se llama “Experimentando su personalidad elemental” que puede encontrarse en el manual de Autoconocimiento. Este kriya utiliza mudras (posiciones de manos) para afectar el cerebro y respiración de fuego para abrir los pulmones, también incluye 11 minutos de baile. Si te sientes desanimado y oscuro, ¡levántate y baila!

Otra manera de deshacerse de la oscuridad interior es activando la glándula pineal, que es una pequeña glándula situada en el cerebro que se asocia con los sentimientos de placer. En Kundalini Yoga, podemos presurizar la glándula pineal mediante el uso de las posiciones de los ojos. También hay algunos kriyas que trabajan en equilibrarla. Uno, llamado simplemente “Equilibrar la glándula Pineal, pituitaria y el hipotálamo” en el Manual para el propietario del cuerpo humano, le da al cerebro un maravilloso impulso de la luz del sol. Este kriya utiliza tres mantras por separado: el gurú Gaitri Mantra (Gobinde, Mukande, Udare, Apaare, Hariung, Kariung, Nirnaame, Akaame), el Mul Mantra y Har Har Gobinde.

Con este kriya, Yogi Bhajan dijo que “podemos alcanzar esa reserva de la psique a través de la cual podemos vivir y desarrollarnos para siempre.”

Estos son sólo algunos ejemplos de formas de sacudirse la oscuridad y el frío con Kundalini Yoga y meditación. A través de esta maravillosa práctica, podemos impulsar nuestros espíritus y traer luz a los oscuros días de invierno — incluso durante los días más cortos del año. Incluso si dudas que puedan ayudarte, levántate, muévete y observa qué pasa.