Spirit Voyage tuvo el placer de ponerse al día recientemente con Jai-Jagdeesh para hablar sobre su nuevo álbum: All is Now Light. Capturando las energías místicas del sol, la luna y el agua, All Is Now Light de Jai-Jagdeesh reconforta y revitaliza el alma, es la banda sonora ideal para comenzar el día. Grabado en Tulum, México, entre el mar Caribe y la jungla Maya, estos cantos meditativos proporcionan un poderoso remedio como preparación para un día en la vida moderna. Ya sea para acompañar una práctica de Yoga o que se use como acompañante musical matutino habitual, esta creación es un faro de luz brillante, que afirma la vida y cura el corazón.

Spirit Voyage: ¿Cuál fue tu inspiración para grabar un álbum de Sadhana?

Jai-Jagdeesh: Mi inspiración para hacer un álbum de Sadhana fue un poco como ese foco que vemos en las caricaturas sobre un personaje que tiene una idea, o cuando alguna situación encaja de repente. He tenido este material conmigo por AÑOS, pero nunca me pareció el momento adecuado para grabarlo … y de repente, llegó el momento adecuado. La luz se encendió sobre mi cabeza, así que comencé a consultar con mis colaboradores, y todo fue un “sí” tan fácil. Tiempos alineados, el estudio estaba disponible, los boletos de avión eran baratos. Boom, hecho. ¡Me encanta ese tipo de sincronicidad!

Spirit Voyage: ¿Qué es lo que hace diferente este álbum del resto de tu catálogo?J

Jai-Jagdeesh: Principalmente, lo que hace a este álbum distinto a los demás es lo rápido que terminamos el proceso de grabación. NUNCA había terminado un proyecto en cinco días – y, de hecho, grabamos DOS álbumes de material en esos cinco días (más sobre eso en un futuro, pero debes saber que mi productor Ram Dass Khalsa es una súper estrella…), así que definitivamente hubo una especie de fuerza cósmica involucrada. ¿Una alineación que había percibido? Sí, algo así fue lo que hizo nuestro trabajo MUY eficiente. EXTRA potente y DIVERTIDO.

Spirit Voyage: ¿Puedes compartir una historia sobre la realización de este álbum?

Jai-Jagdeesh: Estábamos en Tulum, México para este proyecto, trabajando en el estudio de grabación que se encuentra en el ruidoso vecindario donde vive mi amigo Bogdan Djukic. Era muy ruidoso ahí; construcción a un lado, bocinas de automóviles cada dos minutos, jaurías de perros callejeros discutiendo ruidosamente en la calle. Durante las primeras horas del primer día, realmente no importó, porque solo estábamos tocando un poco y conceptualizando… pero tan pronto como necesitábamos apretar el botón “grabar”, se hizo necesario tener un silencio relativo. Y todos los días, sin falta, llegaría un momento misterioso de silencio perfecto, dentro del cual la canción se materializaría. No sin interrupciones, y no siempre sin esfuerzo, pero todos pudimos sentir una especie de energía vibrante cuando se abría el espacio “correcto” para grabar. Al final de cada día de estudio, terminaba sacudiendo mi cabeza en admiración a lo que acababa de ocurrir.

Spirit Voyage: ¿Puedes compartirnos un poco sobre el proceso creativo del álbum?

Jai-Jagdeesh: ¡Ojalá pudiera hablarte un poco sobre mi proceso creativo,  pero honestamente es tan irregular y por lo tanto impredecible, por lo tanto difícil de explicar! Las ideas de las canciones – ya sean melódicas o líricas – aparecen en momentos extraños, generalmente cuando no estoy enfocada en la creatividad. A veces llegan mientras salgo a caminar; otras veces surge una idea mientras conduzco; ocasionalmente la mejor inspiración aparece mientras me baño. Luego, cuando la semilla de una idea se ha sembrado firmemente (que ahora sucede en la forma de guardarla como una nota de voz en mi teléfono), generalmente le doy espacio para respirar. Me gusta dejar que las piezas musicales se conviertan en sí mismas, en lugar de tratar de forzarlas hacia algún tipo de meta imaginaria. De vez en cuando me obsesiono un poco con una canción, un tema melódico o una idea en particular, y la toco una y otra vez, explorando el sonido que me viene a la mente mientras lo hago. Así es como el “Canto a Guru Ram Das” se convirtió en sí mismo; Estaba tan cautivada por él que no podía dejar de tocarlo, y encontré todos los matices (además de mucho más que no tenía sentido incluir en la grabación) convirtiéndolo en una meditación de canto diaria. Lo que es totalmente claro para mí acerca de mi proceso creativo es que, si no estoy en modo “escuchar”, no funciona. Si soy agresiva, con plazos fijos o si me acerco a la canción con una agenda de por medio, no funciona. Pero si soy paciente y estoy dispuesta a tener una relación fluida con las musas, son muy generosas conmigo, por lo que estoy muy agradecida.

Spirit Voyage: ¿Hay algo que tus fans amarían saber sobre la realización de este álbum?

Jai-Jagdeesh: Tengo que contarte sobre ese “Wahe Guru Wahe Jio” de 22 minutos. Por un lado, es la melodía de “Wahe Guru Wahe Jio” que forma parte de “I Am Thine”, y que todos hemos estado cantando juntos en conciertos y clases durante AÑOS… por lo que será acogedoramente  familiar para muchas personas. Pero lo que es realmente especial es que es una toma fluida, ininterrumpida. Sin cortar y pegar de instrumentos, sin voces recicladas, todo vivo y en vivo. Y los tres músicos teníamos CERO línea de visión entre nosotros, además de ninguna manera de comunicarnos sin destruir la grabación, lo que significa que, cuando escuchas los momentos en que la pista se ralentiza o acelera repentinamente, todo eso es intuitivo. No podría decirte cómo logramos hacerlo, pero de alguna manera SABÍAMOS dónde iba a subir y bajar la energía, así como exactamente qué HACER para levantarla y bajarla. Esa experiencia fue momento destacado de este proyecto.

Spirit Voyage: ¿Puedes hablarnos sobre participaciones especiales en el álbum?

Jai-Jagdeesh: Las tres personas que trabajaron en este álbum conmigo son todas personas con las que he trabajado antes, y también son personas a las que amo mucho. Gurusangat Singh (de GuruGanesha Band) es tan bueno en el bajo que una parte de mí desearía haber necesitado más de él; tal como están las cosas, solo le pedimos que grabara con nosotros en una pista, “Mul Mantra”, y fue el toque final perfecto. Ram Dass (actualmente de gira con Snatam Kaur) tocó todas las partes de guitarra de principio a fin, y no solo lo hizo TAN dulcemente, sino que lo hizo MIENTRAS TRABAJABA EN LA INGENIERÍA DE TODO SIMULTÁNEAMENTE. Estoy asombrada por su destreza técnica. Y el increíblemente talentoso Bogdan (perpetuamente de gira y grabando con mis hermosos amigos Markus & Gely de Mirabai Ceiba), me dejó sin palabras. Tocaba el violín, el oud y TODA la percusión; ni siquiera tengo palabras sobre cuánto lo aprecio.

Spirit Voyage: ¿Qué esperas que las personas experimenten al escuchar tu álbum?

Jai-Jagdeesh: Espero que todos los que escuchen alguna parte de este álbum se pongan en contacto simultáneamente con sus partes más profundas y las más elevadas. Para mí, estas grabaciones parecen venir del fondo del océano y TAMBIÉN de algún lugar en el espacio; como si estuvieras en un submarino y estuviera orbitando alrededor de la luna, ESTO es lo que escucharías. Loco, ¿verdad? Lo sé, pero es exactamente la sensación que me evocan estos sonidos. Me dejan sintiéndome como si estuviera en un abismo, pero TOTALMENTE retenida y contenida, lo cual es un estado muy bueno. Espero que otras personas experimenten eso también; esa inmensidad conectada a la Tierra. Por encima de todo, mi oración es que este espacio sonoro nos lleve a todos a reinos de descubrimiento personal que nos ayuden a mostrarnos mejor para nosotros mismos y para los demás en esta desafiante Era en la Tierra.

Spirit Voyage: ¿Hay algo más que te gustaría compartir con nosotros?

Jai-Jagdeesh: Sé que no debo elegir favoritos, y NUNCA lo hago, pero tengo una canción favorita en este álbum. Y no es solo un álbum favorito, es un favorito de mi CARRERA. Es la cuarta pista, “Rakhe Rakhanhaar”. Lloro cada vez que la escucho. Mi hermano me dijo que pasó una tarde entera escuchándola una y otra vez, llorando todo el tiempo. Y algunos de mis amigos que tuvieron un acceso a escucharla en las semanas previas al lanzamiento me escribieron diciendo cosas como “¡Woah, amiga, ese ‘Rakhe Rakhanhaar’ …!”. Creo que su delicadeza es lo que más me captura y cautiva. y el trío de voces es una gran parte de eso. Bogdan y Ram Dass realmente hicieron magia con esta canción.