Una vez, un ex-novio me dijo que me quedaría en bancarrota con mi generosidad. En su visión, el dinero es un recurso finito que si no es cuidadosamente presupuestado y guardado, puede fugarse y dejar a una persona en sequía. Él hablaba de mi generosidad como una debilidad aparente, él esperaba corregir esta falla en su personalidad en mi guiándome hacia un camino más estructurado de ahorro para futuras necesidades. Más allá de cambiar mi visión, su comentario fue un cumplido para mí.

En lugar de apegarme a la idea de cambiar mi idea de la abundancia y la seguridad, he escogido vivir en una filosofía en la cual sé que estaré cuidada sea lo que sea que suceda en mi vida y en mi cuenta bancaria. Las enseñanzas yóguicas de la abundancia ayudan a reforzar mi filosofía y recordar el mantenerme estable cuando las emociones fuertes comienzan a manifestarse. Si te encuentras luchando, o en una situación en la que podrías incrementar tu abundancia, estas enseñanzas podrían ayudarte.

 Da lo que puedas.

Las religiones y las prácticas espirituales del mundo enseñan la importancia de dar. Para los Cristianos y los Judíos, el porcentaje tradicional es el 10% del ingreso personal. Los musulmanes practican zakat como uno de los pilares obligatorios del Islam, y dan un mínimo del 2.5% de sus ingresos financieros. El Sikhismo enseña el dasvandh, dando el 10%. Yogi Bhajan comparte el concepto de dasvandh con sus estudiantes, explicando que es una decisión propia, no una orden. Cuando das, recibes…Cualquier ofrenda dada en nombre de Dios o cualquier ofrecimiento es una energía de lo desconocido que se multiplica más rápido que un ofrecimiento en el tiempo y el espacio. Así como nos enseñó a dar el 10% de nuestro día a la práctica de sadhana para cubrirnos durante las 24 horas del día, dando el 10% se regresará 10 veces de igual manera.

Si estás en una posición de dificultad financiera, haz tu mayor esfuerzo por dar lo que puedas. Si no es monetariamente, dando tu tiempo y tu atención. Esto creará un hábito que continuará cuando tus circunstancias financieras estén más estables.

 Honra tus sentimientos.

Confiar que el Universo o Dios te proveerá puede dar miedo. He estado en situaciones en donde no sabía si sería capaz de pagar mi renta cuando fuera el momento, y ese no es un sensación cómoda. Es importante permitirse sentir completamente, pero no obsesionarse con estos sentimientos. Si tratas de suprimir tus miedos, puedes crear bloqueos energéticos en tu sistema que no te permitirán fluir en abundancia. Si te entregas ante el miedo y la preocupación, puedes cerrarte al flujo también. Pasa tiempo en meditación o en oración, escribiendo o hablando con seres queridos sobre lo que sientes. Sé honesto y abierto, y una vez que te hayas expresado deja ir el miedo y reemplázalo con algo positivo. Intenta con el mantra “Har” o “Aaap Sahaee Hoa”, ambos poderosos mantras de prosperidad que elevarán tu vibración.

 Escucha la versión de Nirinjan Kaur

 Escucha la versión de Jai – Jagdeesh

Vibra el Cosmos y el Cosmos aclarará el camino.

Este es uno de los 5 sutras Acuarianos enseñados por Yogi Bhajan, y uno en lo que pienso continuamente. Si nos mantenemos en quietud no podemos crear cambios. Podemos permanecer inmóviles por el miedo, o sentimos que no podemos movernos hasta tener toda la información, tiempo, energía, etc. Pero Yogi Bhajan nos enseñó que hay que hacer nuestro propio movimiento, cualquiera, para comenzar a crear la vibración que traerá prosperidad y abundancia a nuestra vida. Elige una kriya y practícala cada día. Haz una cita para hablar con tu supervisor financiero. Pide ayuda. Toma un paso y el Universo vendrá corriendo a sostenerte. Si no haces un movimiento, la inercia espiritual te mantendrá en la misma posición. Si sigues diciéndote “No pude hacerlo..” intenta practicar alguna meditación para liberarte del “No Puedo”. Siéntate en postura fácil con los ojos cerrados. Cruza el dedo índice y medio de cada mano, dobla tus codos y sostén el mudra a la altura de las orejas. Canta el mantra Har tántrico por 11 minutos. Para terminar, inhala y sostén la respiración. Exhala y relaja.

 

Vive con Integridad

Yogi Bhajan decía: “La prosperidad solo viene a aquellos que son dignos de confianza, aquellos que entregan y los que son contenidos y  consistentes…Si pones tu alma en algo, puedes ganar el mundo entero.” Tu integridad es como tener un  crédito con el Universo. Si honras tu palabra y vives en un sentido de honor y propósito elevado, recibirás los beneficios. Hace alrededor de 10 años, mi esposo tuvo una operación de emergencia sin seguro. Él pudo quedar en bancarrota, como muchas personas lo hacen día a día.  En lugar de eso, cada mes, enviaba un cheque, incluso si era solo de $20 ó $30 dólares. Después de varios años de ir pagando poco a poco su cuenta, él sabía que había puesto su buena fe en pagarlo. Nunca sabes de qué manera el Universo te cuidará. Tal vez un bono sorpresa de tu jefe, o el ofrecimiento de un amigo para ayudarte con algo que necesitas. Esto no significa que no hagamos esto por obtener una posible recompensa – la verdadera recompensa está en saber que estás viviendo la vida con el honor más alto posible. La estabilidad y la sensación de seguridad vendrán como la cereza del pastel.